Connect 2 Create

Una experiencia única para aprender a trabajar en equipo

Victor Cea

Durante el mes de junio, siete miembros de AEGEE tuvieron la oportunidad de formar parte del Youth Exchange “Connect 2 Create”, organizado por la asociación Naturkultur en la localidad alemana de Osterholz-Schambert, próxima a la ciudad de Bremen. Allí convivieron durante 10 días con jóvenes provenientes de diferentes países: Estonia, Grecia, Lituania, Alemania, Italia y Croacia.


El proyecto se centraba en dos objetivos principales: fomentar la comunicación y el respeto entre personas procedentes de diferentes culturas, y trabajar conjuntamente en la creación de objetos decorativos y espacios de utilidad para Kulturhaus, la casa en la que Naturkultur organiza sus proyectos, siempre respetando la naturaleza. Algunas de las creaciones que allí se desarrollaron fueron un gimnasio al aire libre, un huerto ecológico o una zona de “chill out”, entre otras, empleando para ello materiales reciclados.


Además, como parte de la experiencia del intercambio juvenil, cada noche se celebraba una cena intercultural, en la que se degustaban productos típicos de la gastronomía de cada uno de los países participantes, y se presentaban ciertos aspectos de la cultura del país, tales como música, danzas o expresiones de cada idioma. El intercambio cultural se ha desarrollado no solo durante las noches culturales, sino a lo largo de todas las actividades llevadas a cabo, en las cuales los participantes han podido aprender los aspectos más relevantes de la cultura de cada uno de los países participantes, así como enseñar los propios de su cultura.
Tras esta experiencia, los participantes que asistieron al proyecto han desarrollado un deseo de llevar a cabo actividades relacionadas con la sostenibilidad, el reciclaje y la cultura del “do it yourself”. Asimismo, existe una voluntad generalizada de conocer más a fondo la cultura de los demás países, de participar en proyectos similares, y de mantener las amistades que se han creado durante el intercambio.

El proyecto me ha servido para desconectar de la vida cotidiana para conectar con las personas que me rodeaban

Gonzalo Cuesta

Deja un comentario